Redes Sociales: ¿Qué hacemos con ellas en la educación?

Publicado: 15 de Noviembre de 2013
Share Button

Colegium, la principal empresa de soluciones de gestión escolar de Latinoamérica, continúa contribuyendo a la educación y brindando un servicio de excelencia a toda su gama de clientes.

En esta oportunidad, lo invitamos cordialmente a que lea la Columna de Opinión de Hugo Martínez, Director Ejecutivo de Eduinnova, empresa dedicada a la innovación educativa y ligada a la Universidad Católica de Chile, la que ha ingresado en las líneas de negocio de Colegium.

¡No dejes de informarte sobre los principales temas de educación con Colegium y Eduinnova!

Columna de Opinión por

Hugo Martínez

Según el Censo Nacional de Informática Educativa del Ministerio de Educación, entre los principales usos que hacen de las tecnologías digitales los estudiantes, se encuentra la participación en redes sociales. No es extraño. Los jóvenes siempre han necesitado socializar con sus pares, intercambiar opiniones, bromear y generar espacios de complicidad desde donde construir sus identidades en desarrollo y formación. Facebook y otras redes sociales les ofrecen un ambiente altamente poderoso para satisfacer estas necesidades y a su vez, los dispositivos móviles les permiten que la interacción con sus amigos y conocidos sea instantánea y sin limitaciones de tiempo y espacio.

¿Es bueno todo lo que ocurre en Facebook?

Ciertamente no, pero eso no justifica impedir el acceso de nuestros hijos y alumnos a estos servicios de redes sociales. Lo que corresponde, es formarlos para un uso responsable y adecuado de las oportunidades que ofrecen las tecnologías para relacionarse con otros y ampliar sus redes de comunicación y contactos.

La formación de la “ciudadanía digital” (así se le llama a los temas relativos a los derechos y deberes de los ciudadanos que surgen en el entorno de las nuevas tecnologías), es parte de los desafíos del aula y de la escuela del Siglo XXI. Escuchar, acoger y mediar las experiencias que los alumnos tienen en las redes sociales, debiera ser parte de las conversaciones cotidianas en el aula y en el hogar.

Para hacerlo, los educadores deben comprender mejor los alcances y posibilidades de las redes sociales ycontar con herramientas pedagógicas que les permitan detectar tanto las amenazas, como las oportunidades que los alumnos podrían estar experimentando en Facebook u otras redes sociales.

En un nivel más complejo, los educadores también podrían incorporar el uso de redes sociales como una herramienta educativa en la que se planifiquen espacios de colaboración, publicación e intercambio de contenidos aprovechando todas las posibilidades de estas plataformas. Ese paso requiere de una planificación curricular prolija, para orientar las posibilidades de las herramientas sociales digitales hacia objetivos de los planes de estudio y de articulación con los demás ambientes de aprendizaje.

Las redes sociales son parte de la vida de nuestros estudiantes e hijos. Formarlos en su uso responsable, va a hacer la diferencia entre las buenas o malas experiencias que estos nuevos ambientes de convivencia socialgeneren en los jóvenes del Siglo XXI.